La sucia verdad de la industria del huevo

FIRMA LA PETICIÓN

Únete al movimiento abramos las jaulas para ayudar a las gallinas

¿Sabías que la gran mayoría de las gallinas usadas para la producción de huevos en México pasan su vida enjauladas?

Este sistema de producción en jaulas se considera una de las formas más atroces de abuso contra los animales en la industria alimentaria.

Las gallinas son animales muy inteligentes, capaces de experimentar alegría, soledad, frustración, miedo y dolor, al igual que los perros y gatos que viven con nosotros.

Al estar amontonadas en pequeñas jaulas, estas aves padecen estrés, dolor y sufrimiento, no pueden caminar, abrir sus alas ni realizar ningún otro comportamiento propio de su naturaleza.

Muchas veces, las aves se quedan dolorosamente atoradas en el alambre de las jaulas o debajo de las bandejas de alimento, lo que les provoca graves heridas e incluso la muerte. Las gallinas que mueren son comúnmente ignoradas y sus restos se pudren junto a las aves que aún ponen huevos destinados al consumo humano.

El confinamiento intenso y la falta de higiene en las granjas industriales debilitan su sistema inmunológico, lo cual crea un ambiente ideal para la propagación de enfermedades que pueden ser transmitidas a los humanos.

Firma esta petición para pronunciarte en contra de las jaulas usadas para la producción de huevos y exige al gobierno mexicano, a través de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) y la Secretaría de Economía, que atiendan los problemas generados por este sistema de producción de huevos que atenta contra la salud pública y obliga a las gallinas a padecer terribles condiciones. Además, esta petición solicita que se realice una norma que regule los sistemas de producción de huevo en México y tome en cuenta mayores estándares de bienestar animal para las gallinas para así asegurar que se reduzca significativamente su sufrimiento.

En muchos lugares del mundo, las jaulas ya han sido prohibidas. Además, muchas de las más grandes empresas de alimentación están transicionando hacia sistemas sin jaulas. Demostremos que el bienestar animal también es muy importante en México. Necesitamos tu ayuda para cambiar la realidad de las gallinas en la industria del huevo.

Juntos podemos ayudar a los animales. Firma esta petición y alza la voz por las gallinas.

#AbramosLasJaulas

Ellos encontraron sufrimiento animal y el grave riesgo que la industria del huevo y de otros productos de origen animal representan para la salud.

Gallinas son confinadas en pequeñas y sucias jaulas de alambre
durante casi toda su vida.

La producción industrial de huevos les causa un gran sufrimiento a las gallinas. El confinamiento intenso y la falta de higiene en las granjas industriales debilitan su sistema inmunológico y crean un ambiente que favorece la propagación de enfermedades.

Algunos virus de influenza aviar son mucho más letales que el nuevo coronavirus. El H5N1, que actualmente circula en granjas de pollos, tiene una tasa de mortalidad humana de aproximadamente 60%.

En una de las granjas de Huevo Guadalupe, alrededor de 900 gallinas murieron en un solo día. Los trabajadores de la instalación informaron sobre una “gripe” entre las aves.

Gusanos y estiércol justo debajo de los huevos destinados al consumo humano.

Las gallinas son obligadas a vivir en entornos sucios y plagados de enfermedades, rodeadas de ratas y estiércol infestado de gusanos.

Y hay otra realidad a la que tenemos que hacerle frente, las granjas industriales son el foco de cultivo ideal para que algunas enfermedades se propaguen entre los humanos.

Densidades altas de población, mucho estrés, condiciones insalubres y alimentos antinaturales facilitan que los virus crucen especies e infecten a los humanos.


Las gallinas recibieron antibióticos. Algunos huevos tenían manchas azules tras haber sido salpicados con agua que contenía ese medicamento. Pero la producción no se detuvo. La granja siguió enviando huevos a los mercados todos los días.

Esto es un riesgo potencial para la salud pública, ya que quienes consumen estos huevos pueden estar ingiriendo pequeñas dosis de antibióticos, lo cual puede reducir la efectividad de estos medicamentos en el tratamiento de enfermedades.

Las granjas industriales son uno de los principales causantes de la resistencia a los antibióticos, ya que estos son constantemente administrados a los animales, no solo para tratar infecciones sino para hacer posible que sobrevivan a las precarias condiciones de higiene, confinamiento y estrés a las que son sometidos. Más del 70% de los antibióticos en el mundo se usan en animales explotados como alimento.

LO QUE DICEN LOS EXPERTOS

.

¡Pídele a la industria alimentaria que elimine este cruel sistema!

Una política corporativa para rechazar el sistema de jaulas en las cadenas de suministro de huevos de las compañías puede ayudar a reducir significativamente el sufrimiento de las gallinas en la industria del huevo.

En Mercy For Animals, junto con decenas de organizaciones de protección animal de todo el mundo, hemos lanzado una campaña para pedirle a Mars, compañía conocida por marcas de confitería y chocolates como Snickers, Milky Way y M&M’s, que implemente esta política a nivel mundial y rechace el cruel sistema de jaulas en Latinoamérica y el resto de los países donde opera.

ACTÚA AHORA